Energía Hidráulica: Todo lo que necesitas saber

Por energía hidráulica entendemos la energía potencial obtenida del agua gracias al efecto del campo gravitatorio de la Tierra. Esta energía tiene un origen indirecto en la energía solar. La energía hidráulica tiene a día de hoy un papel muy relevante en la producción de electricidad. Esta presente de manera importante en mas de treinta países del mundo y se estima que el 20% de la electricidad consumida en nuestro planeta tiene su origen en la energía hidráulica.

¿Qué es la Energía Hidráulica?

La energía hidraúlica es una forma de energía renovable basada en la energía capaz de producir el agua. El agua normalmente se almacena en infraestructuras como embalses, situadas en cotas altas, para aprovechar el efecto de la fuerza de la gravedad. Al descender el agua, gracias al desnivel, la energía generada es transformada en energía cinética. Esta energía es luego convertida en electricidad en plantas hidroeléctricas.

Los embalses son la forma mas habitual de retener grandes volumenes de agua para obtener electricidad.
Los embalses son la forma más habitual de retener grandes volúmenes de agua para obtener electricidad.

La energía hidráulica es una fuente de energía solar ampliamente utilizada. El proceso comienza con el Sol incidiendo sobre el ciclo hidrológico. El agua de mares, ríos y embalses se calienta y se evapora. Este vapor es transportado por aire caliente y da lugar a nubes. Al enfriarse, el agua contenida en las nubes cae de nuevo a la Tierra, yendo a parar nuevamente a ríos, embalses y al mar. Este ciclo hidrológico es la base de la energía hidráulica, que se aprovecha de estos movimientos del agua.

La cantidad de energía hidráulica que se puede aprovechar es directamente proporcional al caudal de agua y la altura que esta salva. Evaluar el potencial en cada caso, resulta una tarea compleja. Supone saber con precisión el comportamiento del caudal de por ejemplo, un rió, a lo largo del año. Ademas de un estudio detallado de recorrido, desniveles y fenómenos como precipitaciones o deshielo que puedan afectar su caudal.

Últimos artículos sobre Energía Hidraúlica

Ventajas y Desventajas

Ventajas de la energía hidráulica

Fusce molestie, tellus eget eleifend feugiat, sapien tellus vehicula arcu, at ornare nisi nisi vel ante. Suspendisse enim nulla, vehicula a lacus nec, tincidunt consectetur odio. Interdum et malesuada fames ac ante ipsum primis in faucibus. Nulla iaculis a risus non suscipit. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Aliquam euismod dolor tempus ipsum convallis, ac sagittis nisl feugiat. Fusce aliquet leo arcu, sed iaculis enim posuere id. Vestibulum vehicula pellentesque elementum. Vestibulum euismod non lectus quis elementum.

1. Fuente de energía limpia

Al igual que ocurre con otras fuentes de energía renovable, la energía hidráulica es una energía alternativa limpia que no contamina. El proceso de generación de electricidad a partir de la caída de una masa de agua no genera ninguna clase de residuo que dañe el medio ambiente. Únicamente se produce algo de contaminación a la hora de construir toda la infraestructura necesaria.

2. Renovable

La energía hidráulica o energía hidroeléctrica es una forma de energía renovable. Se aprovecha del agua existente en el planeta junto con la gravedad. El agua de la tierra sigue un ciclo en el cual se evapora gracias al efecto del Sol y crea nubes, dando lugar a precipitaciones en forma de lluvia o nieve gracias a las cuales el agua vuelve a caer terminando en ríos, embalses, etc.

Es habitual controlar los niveles de ríos y embalses para asegurarse de que nunca falte agua para producir energía hidráulica. El hecho de que se reponga constantemente, garantiza que siempre estará disponible. Sin embargo, si que encontramos limitaciones en cuanto a emplazamientos. Solo unos pocos sitios resultan interesantes para obtener energía hidroeléctrica.

3. Costes operativos bajos

A pesar de los cotes de entrada que implica, la energía hidráulica es bastante eficiente en lo que a costes se refiere. El agua de los ríos es un recurso gratuito e infinito libre de estar afectado por la volatilidad de un mercado basado en la oferta y la demanda. Esto, sin embargo, si que pasa con otras fuentes de energía como el carbón o el gas natural, que si que fluctúan en precio a lo largo del tiempo.

A la hora de acometer una inversión de este tipo, hay que tener en mente que una central hidráulica tiene una esperanza de vida que puede llegar a los 100 años. Además, están bastante automatizadas por lo que requieren de poco personal para funcionar.

4. Producción constante

La energía hidraulica es una de las formas de energia renovable mas estables y fiables que existen. El ratio de fallos que tienen las centrales es considerablemente bajo comparado con otro tipo de plantas. Esto supone que el coste de tener la central funcionando y la cantidad de energía que se va a obtener van a ser siempre regulares y sin interrupciones.

5. Producción bajo demanda

Además de constante, la producción de energía hidráulica es completamente controlable. Puede ser producida en cualquier momento cuando se necesite. Esto hace que las autoridades al cargo puedan elegir cuando producir o no electricidad durante los valles y picos de demanda energética. Si por ejemplo la central funciona gracias a una presa, el coste de producir es mínimo y si deja de ser necesario producir electricidad, solo hay que interrumpir el flujo de agua cerrando las compuertas.

6. Favorece el desarrollo de zonas apartadas

La construcción de plantas que exploten la energía hidráulica supone la reactivación de zonas apartadas de núcleos urbanos. Esto trae consigo infraestructuras y comercio entre otras cosas, lo que supone generar empleo en zonas en las que antes no existía ninguna clase de actividad económica. Toda esta reactivación deriva también en desarrollos económicos derivados, incrementando el acceso a servicios básicos como la educación o la sanidad para los residentes de zonas colindantes.

7. Compatible con otras actividades

La creación de una presa supone también su correspondiente embalse o lago. Con frecuencia, son usados para actividades recreativas como pueden ser la pesca o el esquí acuático. Estos usos recreativos atraen gente, especialmente en épocas de verano. Esto, si se controla adecuadamente, puede contribuir a reactivar la economía de la zona.

El agua almacenada para producir energía hidráulica es usada con frecuencia para riego o consumo humano, especialmente en épocas en que las precipitaciones son escasas. La capacidad de almacenar grandes cantidades de agua supone una gran ventaja de cara a combatir sequias. Lo mismo ocurre en épocas de incendios. Tener grandes reservas de agua próximas a zonas forestales con riesgo de incendio supone una gran ayuda en la lucha contra el fuego.

8. Rapidez de puesta en marcha y paro

Directamente relacionado con la versatilidad que la energía ofrece en cuanto a producir a medida según demanda, los tiempos de puesta en marcha y paro de una central hidroeléctrica son muy reducidos. Pueden activarse en cuestión de minutos, lo que hace que sean capaces de suplir un pico inesperado en la demanda en poco tiempo. Esto supone una gran diferencia respecto a centrales de energía convencionales, que pueden tardar varias horas en estar funcionando a pleno rendimiento.

La energía hidráulica es una de las energías renovables mas usadas en el mundo.
La energía hidráulica es una de las energías renovables mas usadas en el mundo.

Desventajas de la energía hidráulica

Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. In ultricies porttitor mi. Nulla ac imperdiet purus. Vestibulum lorem lorem, ultricies id tristique eget, maximus et erat. Aenean in ullamcorper purus. Curabitur eget efficitur arcu. Vivamus at orci interdum, tincidunt purus vel, congue erat. In rhoncus sit amet arcu eget maximus.

1. Debilidad ante sequías

La energía producida por las centrales hidráulicas está directamente relacionada con la cantidad de agua de que dispongan sus presas. Es por esto que las épocas de sequias son especialmente crítica para la producción de energía hidráulica y hay que administrarse bien para prever estas situaciones y que no escasee el agua. Una dependencia alta de la energía hidráulica junto con una época de sequía no prevista puede acarrear graves carencias de electricidad.

2. Riesgo de inundiaciones

Especialmente en poblaciones que se encuentren próximas y a una cota más baja que la presa. Estas zonas se encuentran en riesgo constante de inundación en caso de que haya algún problema más arriba y se libere agua de manera no controlada. Por lo general, si se llevan a cabo las tareas de mantenimiento y se hace funcionar la central dentro de los márgenes de seguridad no debería ocurrir ninguna desgracia. Sin embargo, el riesgo de que ocurra algún accidente siempre está ahí.

3. Alteracion de corrientes de agua naturales

Construir una presa para aprovechar la energía hidráulica supone retener un gran volumen de agua en contra de lo que la nateraleza habia establecido. Si no se hace con cuidado, alterar este orden puede suponer un gran desajuste en el ecosistema próximo. Esto afecta tanto a la fauna como a la vegetación.

4. Puede producir desequilibrios en el suministro

Por mucho que el agua este en constante movimiento en nuestro planeta y siempre vuelva, retener agua en una determinada zona, supone que deje de llegar a otras. Este control tan estricto de por donde circula el agua y hasta donde puede producir tensiones entre poblaciones vecinas por desequilibrios en el suministro.

5. Costes de entrada elevados

No solo por la propia planta en sí, sino también por la presa de que requiere además de una gran superficie de terreno. La central hidráulica más grande que existe, situada en china, ha costado construirla 28 billones de dólares. Al requerir de desniveles considerables para aprovechar la caída del agua, suelen ubicarse en sitios que no son de fácil ejecución a la hora de edificar. A esto hay que sumarle toda clase de cimentaciones profundas especiales para que la estructura aguante. Por suerte, si todo va bien, una central hidroeléctrica debe operar durante muchos años, con unos costes de mantenimiento muy bajos, por lo que a la larga merece la pena.

¿Sabias que…?

  • La central hidroeléctrica más grande del mundo se encuentra en la presa de Itaipu, en la frontera de Brasil y Paraguay. Es propiedad de ambos países y puede producir hasta 24.000 megavatios gracias a sus 20 turbinas de 700 megavatios cada una.
  • La segunda central hidroeléctrica por tamaño es la de Simón Bolívar, situada en la presa de Guri, en Venezuela. Cuenta con una superficie de 4.250 Km² y una potencia instalada de 12.235 megavatios.